Capítulo tercero: Deberes y derechos de los agremiados

 

Artículo sexto:

Los miembros activos deberán:
  1. Acatar en todo los Estatutos del Sindicato, las disposiciones del presente Reglamento y hacerse solidarios de todos los acuerdos que se aprueben en las Asambleas.
  2. Pagar las Cuotas Ordinarias y Extraordinarias y demás erogaciones que aprueben las Asambleas.
  3. Asistir a todas las Asambleas Ordinarias y Extraordinarias siendo disculpable de la falta de asistencia por: enfermedad, ausencia de la ciudad, tener en rodaje una película o alguna causa de fuerza mayor, a juicio del Comité Ejecutivo.
  4. Aceptar y cumplir los cargos y comisiones que se les encomienden.
  5. Acatar las sanciones que se le impusieren por la Comisión de Fiscalización y Vigilancia, siempre y cuando estas sanciones hayan sido ratificadas por la Asamblea.
  6. Abstenerse de ejecutar cualquier acción que lesione los intereses de este Sindicato o de alguno de los agremiados.
  7. Declarar en los contratos la cantidad exacta que perciban por su trabajo, tanto por concepto de honorarios como del porcentaje sobre las utilidades.
  8. Ajustar sus contratos de trabajo a todas las disposiciones del presente Reglamento.

 

Artículo séptimo:

Los miembros administrados y vitalicios deberán acatar los incisos del artículo anterior excepto el correspondiente al inciso "d".

Artículo octavo:

Son derechos de los miembros activos los siguientes:

  1. Tener voz y voto en las asambleas.
  2. Ocupar cargos en el Comité Ejecutivo
  3. Hacer uso del domicilio social.
  4. Inspeccionar los libros de contabilidad y la correspondencia, previa autorización del Comité Ejecutivo.
  5. Exigir al Comité Ejecutivo y a las Comisiones el exacto cumplimiento de los Acuerdos de las Asambleas.
  6. Solicitar cuando lo estime necesario, que se celebre Asamblea Extraordinaria, debiendo firmar la solicitud no menos de cinco miembros Activos, especificando el asunto que se va a tratar.
  7. Solicitar la intervención del Sindicato, por conducto de la Sección, en cualquier conflicto de trabajo.
  8. Sugerir y presentar iniciativas al Comité Ejecutivo y a la Asamblea.
  9. Disfrutar de los servicios sociales y de las prestaciones que establezcan el Sindicato de la Producción, o la Sección de Directores, en igualdad de condiciones que todos los demás miembros activos.
  10. Conocer las acusaciones que se formulen en su contra, el nombre de sus acusadores, ser escuchados en los juicios respectivos, rendir pruebas de descargo, designar defensores, hacer uso de la palabra en las Asambleas en que se trate su acusación y, en su caso, apelar ante quien corresponda de los fallos que en su contra dicte la Comisión Local de Fiscalización y Vigilancia.

 

Artículo noveno:

Son derechos de los miembros Administrados los señalados en el Artículo sexto, a excepción de los Incisos "a", "b" e "i". Son derechos de los miembros Vitalicios los mismos que se señalan en el artículo octavo, a excepción del inciso "b".

Artículo décimo:

Son deberes de los miembros supernumerarios, los siguientes:

  1. Los mismos de los miembros Activos, con excepción de los incisos "c", "d" y "g".
  2. Pagar las cuotas que se mencionan en el inciso "b", del artículo sexto.
  3. Obtener del Comité Ejecutivo la autorización para iniciar el rodaje de cada una de sus películas.
  4. Estar enterados y acatar todas las disposiciones del presente reglamento.

 

Artículo décimo primero:

Son deberes de los miembros transitorio-supernumerarios y transitorios los siguientes:

  1. Los mismos de los miembros Activos, con excepción de los incisos "c" y "d" del artículo sexto.
  2. Los mismos de los supernumerarios que se señalan en el artículo décimo.

 

Artículo décimo segundo:

Son derechos de los miembros supernumerarios, transitorio-supernumerarios y transitorios los siguientes:

  1. Ejercer la profesión de directores cinematográficos en la República Mexicana, sin más limitaciones que las que fijan los Estatutos del Sindicato y este Reglamento.
  2. Concurrir voluntariamente a las Asambleas ordinarias y extraordinarias aunque no podrán disfrutar de voz ni de voto.